Eucharist Miracle Eucharist Miracles

Cartas de Dios Particularmente importantes

"Mis amados hijos, Yo soy su Jesús y He venido a estar aquí entre ustedes porque aún estamos en el mes de junio y Dios me envió a Mí, Su Hijo, todos los días durante junio.

>>>

Este mensaje debe leerse con humildad y sencillez. Es una gran prueba del amor de Jesús por los sacerdotes, obispos, cardenales, a quienes llama "mis favoritos" y por las monjas, a quienes llama "mis esposas". Para todos ellos las palabras de Jesús son especialmente significativas: "Pues ¿de qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida?"


>>>

"Una vez más Yo, la Madre, he traído la Eucaristía, Yo misma he tomado la Eucaristía de un sagrario y La he traído a ustedes, mis amados hijos. Cuando reciban a mi hijo Jesús, recíbanLe con un corazón puro.


>>>

Temprano por la mañana se encontraron muchas Hostias sobre el cáliz de la estatua de la Madre de la Eucaristía y la estatua del Santo Niño sobre el altar sujetaba en sus pequeños dedos una Hostia grande.

>>>

"Estamos aquí, Una y Tres Personas, para bendecir a cada uno de ustedes: oren mucho porque la batalla ha comenzado. Algunos trabajan bajo consigna, mientras que otros trabajan con sinceridad, sencillez y en libertad. Bien, hija mía, después de haberNos adorado, toma asiento porque vas a sufrir la Pasión: que no te preocupe el haber entregado todo a Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

>>>

"Hija mía, ¿acaso no ves mi sangre sobre la Hostia? Mis amados hijos, deben obedecer a Dios, al Dios del Universo, al Dios del Cielo y de la Tierra. Todos los hombres deben obedecer a Dios y especialmente los que han recibido el Sacramento del Orden Sacerdotal".

>>>

Mis amados hijos, gracias por su presencia aquí. Han comprendido por sí mismos que, aún cuando la TV y los periódicos hablen de ello, el milagro Eucarístico no es comprendido, la gente no lo comprende, la gente no lo conoce, porque los sacerdotes nunca les explicaron que, dentro de la Hostia, está Jesús la Eucaristía con Su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad.

>>>

Yo soy el Espíritu Santo. Hoy es la festividad de domingo de Pentecostés, ¿no es así? Hoy es el aniversario de la Iglesia, ¿no es así? Las grandes festividades son la Santa Navidad, la Santa Pascua de Resurrección y el Domingo de Pentecostés.

>>>

Mis amados hijos, gracias por su presencia en este lugar y por su amor a Jesús la Eucaristía Quien derramó su Sangre y Quien está aquí ante ustedes. Los amo a todos, mis amados hijos, los amos inmensamente y por esta razón Me entregué por todos.

>>>

Mis queridos hijos, gracias por su presencia aquí. Pongan en lo profundo de su corazón el Evangelio y exactamente el capítulo 23 de San Mateo, donde se dice: "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas!".

>>>

Mis amados hijos, les deseo un feliz Año Nuevo 1999. ESTE AÑO SERÁ EL TRIUNFO DE LA EUCARISTÍA, PERO SOBRE TODO SU TRIUNFO, porque el triunfo de la Eucaristía ya empezó hace tiempo. TODAVÍA HABRÁ TIEMPOS DIFÍCILES, PERO LOS MÁS DUROS Y FUERTES SERÁN A CAUSA DE LOS HOMBRES DE LA IGLESIA, POR ESTA RAZÓN LA MADRE LOS INVITA A ORAR.

>>>

Mis queridos hijos, como ya os dije, si la guerra no llega a su fin, todo lo que Dios prometio, será pospuesto y cuando Yo os lo diga, un gran sufrimiento surgirá entre vosotros pero también dije: Dios mantiene lo que dice.

>>>

Gracias mis queridos hijos por todas las oraciones que decís de acuerdo con las intenciones de vuestro sacerdote, porque también son mis intenciones, las intenciones de Jesús la Eucaristía. El pasado Domingo Mi Corazón exploto de nuevo y Mi Sangre, empezó a brotar. Es mi gran amor por vosotros, esto es el Corazón que amó mucho a los hombres muriendo en la Cruz. Rezasteis mucho, adorasteis a Jesús la Eucaristía que sangró por la paz pero la paz verdadera aún no ha llegado y sabéis que cuando digo "paz verdadera" quiero decir paz en la Iglesia. Prestad atención porque cuando Dios quiso hacer este gran milagro en el milagro, cuanta gente sobretodo los hombres de la Iglesia lucharon en contra de estos mis dos queridos hijos.

Aquella gente no vienen aquí, no examinan, hacen daño y muchas veces matan.

>>>

Ahora te hago un reproche maternal a ti, Marisela: dime estas cosas cuando nosotras dos estamos solas. Mis hijos queridos, gracias por su presencia aquí. Son muy pocos, no obstante aquí han habido los más grandes milagros, Dios me dijo que muchas personas no vienen porque el lugar es pequeño, porque no hay la posibilidad de inclinarse y comer, porque no hay nada, no han entendido que el lugar es thaumatúrgico, porque está Jesús presente en la Eucaristía que sangró. Continúan buscando lo mejor para ellos y pusieron a Dios en segundo lugar. Después muchos se quejan porque la Madre se repite. ¿Pero cómo no puedo repetirme si siempre ponen a Dios en segundo lugar? Dios llama a algunas almas y les pide sufrir por la conversión de los pecadores; en verdad sufren. Muchos se preguntan: "¿Quién es Dios?". ¿Sabes cuál es la respuesta? "Dios es el que me da un trabajo, el es mi jefe, el que me da de comer". Ninguna de ésta gente en verdad entiende quien es Dios. Dios, que creó al hombre, no es entendido, sólo en el momento del apuro se dirigen Mi Todo, porque - dicen - Dios entiende, Dios es misericordioso. Por lo que invocan a Dios continuamente

>>>

Hiciste mucho, muchísimo y has recibido muchas calumnias y difamaciones. Los grandes hombres hablan sobre la Eucaristía por rencor contra ti y para demostrar que Yo, la Madre de la Eucaristía, no me aparezco aquí; no pueden demostrar éso.

>>>

Mis queridos hijos, gracias por su presencia aquí. Hoy es la gran fiesta de su sacerdote, pero sobre todo, como su obispo dice, es la fiesta del sacerdocio; cada sacerdote debe celebrar la fiesta del sacerdocio. Jesús dijo: "Estoy en tí, Don Claudio y tú está en mí", es lo mismo para todos los sacerdotes que viven en estado de gracia. Cuando Dios me da su carta, Él sólo me pide ayudarles, enseñarlos a amar, a perdonar, a vivir en estado de gracia cada día de su vida.

>>>

Sí, mis hijos queridos, soy su Jesús y he venido a celebrar con ustedes la fiesta del sacerdocio. Soy sacerdote por toda la eternidad. Toco la puerta de los corazones y llamo a las almas a consagrarse a Dios, ay de aquellos que no responden la llamada de Dios.

>>>

Gracias por tus oraciones, gracias por el rosario entero que rezaste, gracias por los sufrimientos que ofreces cada día; gracias en nombre de todo el Paraíso. La carta de Dios dice que tienes que leer y meditar la parábola de la cizaña, encontrarás allí lo que está presente hasta hoy, en el año 2000, alrededor del mundo: mucha cizaña que se debe quitar.

>>>

o, Jesús, hablo en nombre de la Santísima Trinidad. Dios Padre, Dios Espíritu Santo, Yo, Dios Hijo, los ángeles, los santos y sobre todo mi y su Madre, María, la Madre de la Eucaristía, regozijados por la obediencia hecha.

>>>

Quiero hablaros de la obediencia. ¿Es posible que ninguno, ni siquiera los superiores hayan comprendido qué es la obediencia?. ¿Cuántas veces os he dicho: obedecer si, pero no con el chantaje?. Si uno de vosotros comprende que el superior chantajea no debe obedecer, porque no obedece a Dios y Dios tiene que estar siempre en el primer lugar.

>>>

Sí, sólo Dios es Santo, sólo Dios es poderoso. Vosotros esperáis algo grande y hermoso que Dios ha prometido y estoy cansada de repetiros que Dios mantendrá su palabra.

>>>

José, mi amado esposo, toma la Eucaristía y entrégala al pequeño Jesús. He traído la carta de Dios. Sé lo que queréis saber. Dios os pregunta: ¿qué debemos hacer nosotros?

>>>

Mis queridos hijos gracias por vuestra presencia. Es vuestro Jesús, es mi amor el que os habla. Os doy gracias por todo lo que habéis preparado para mi y vuestra Mamá, para la Madre de la Eucaristía. Sí, es verdad: la Inmaculada abre la historia y la Madre de la Eucaristía cierra la historia. ¡Qué alegría veros aquí reunidos para orar!, sobretodo en este mes en el que hemos recomendado la oración, el sacrificio, los florilegios y el ayuno, quien pueda.

>>>

¿Estáis emocionados cuando cantáis el Magnificat a mi Madre y vuestra? Creo que hay un poco de emoción y vuestro Jesús lo comprende, lo comprende todo. Delante de Mi se han arrodillado los que han sido ordenados ministros extraordinarios de la Eucaristía hace un año, del más grande al más pequeño, y si alguno piensa que no está en orden, no es verdad.

>>>

Es importante cantar el himno al amor, pero es más importante amar. Hoy, por vosotros, hay en el Paraíso una gran fiesta que ningún hombre de la Tierra puede comprender. Os doy gracias por todos los sacrificios que habéis hecho para venir a celebrara nuestros dos hijitos tan queridos de Dios que están llevando sobre sus espaldas un peso muy grande.

>>>

Sí, he venido con el permiso de Dios para felicitar a todas las que se llaman María y por tanto también a ti, Marisella, porque tu nombre es María.

>>>

Mis queridos hijos, gracias por vuestra presencia. La guerra continua, el hombre se destruye y los poderosos se enriquecen. La guerra continua también entre los cardenales y los obispos, como os he dicho en otros mensajes y como he predicho en Fátima.

>>>

Mis queridos hijos, gracias por vuestra presencia. Año nuevo y primer encuentro bíblico; os ruego que este encuentro sea el inicio de una nueva vida.

>>>

Sí, hijitos míos. Ha llegado el último golpe de satanás, es fuerte, es duro para vosotros, pero es peor para los que lo han inferido, porque perderán su alma. Ha llegado una carta muy perversa, de pocas líneas. Han engañado al Santo Padre, aunque él no lo sabe, porque le hacen firmar las cartas sin que él sepa el contenido.

>>>

Sea alabado Jesucristo, mis queridos hijos. Si leyerais los mensajes veríais que muchas veces he dicho: "Orad, haced adoración y ayuno, porqué estallará la guerra, después otra y otra más". Os he dicho también que hay 46 guerras en el planeta Tierra y su número está aumentando.

>>>

Mis queridos hijos, gracias por vuestra presencia; es vuestra Madre la que os habla y os da las gracias con mucha alegría por todo lo que habéis hecho. Por otra parte, también da las gracias a todas las personas que han venido a este lugar taumatúrgico, porque finalmente, después de 10 años, ha llegado el triunfo de la Madre de la Eucaristía.

>>>

Sea alabado Jesucristo, mis queridos hijos. También hoy vuestra madre está aquí en medio de vosotros y ha orado con vosotros. Vosotros esperáis los tiempos que Dios ha prometido: también yo los espero. Cuando vengo a la Tierra sufro como vosotros y me disgusta que también vosotros, pequeño rebaño, antes de gozar del triunfo tengáis que esperar la conversión de los hombres.

>>>

4 de Septiembre 2004

Yo, la Madre de la Eucaristía, no tengo palabras para daros la gracias, porque finalmente habéis hecho esta peregrinación tan esperada por mi. Como siempre, hay nubecillas: el cuchichear, el hablar, el evitar hacer pronto todo lo que se tiene que hacer. Si se dice que hay que estar juntos en un automóvil cuatro o cinco, es necesario obedecer, porque así evitáis el tener que traer más coches. Cuando el Obispo dice algo es siempre para vuestro bien.

>>>

Hace tiempo que estoy aquí esperando. Soy vuestro Jesús y he bajado con mi Madre, con mi padre, con los ángeles, los santos y todas las almas salvadas.
Año nuevo. Hemos orado a Dios, para que conceda mucha alegría y serenidad a todos, a unos de un modo, a otros de otro. No tenéis que desanimaros nunca, tenéis que tratar de seguir adelante y de poner en práctica todas las cartas que Dios ha dado.

>>>

20 febrero 2005

Sea alabado Jesucristo, mis queridos hijos. Vengo siempre en medio de vosotros con gran alegría. Os lo ruego: escuchad con atención las lecturas de hoy, tomadas del Génesis, de Pablo y de Mateo; seguid lo que dirá vuestro Obispo y ponedlo en práctica. Cada fragmento de la Escritura es muy importante. Tenéis que almacenar y tratar de poner en práctica la Palabra de Dios, aunque a veces es muy difícil.

>>>

Sea alabado Jesucristo, mis queridos hijos. Yo también esperaba que vuestra hermana bajase, pero por desgracia su salud empeora y el sufrimiento continúa. Cuanto más aumenta el sufrimiento más dificultad tiene en sostenerse en pie y en estar sentada. Esto no os tiene que preocupar. Quiero que oréis por el Santo Padre, por todos los que lo circundan, pero sobretodo por vuestro Obispo.

>>>

Mis queridos hijos, es vuestro Jesús el que os habla y os ama inmensamente. También yo recibí el santo bautismo para ser como vosotros, aunque sea Hijo de Dios

>>>

15 de Enero 2006

Con gran alegría hoy os hablaré de nuestro querido S. Pedro. Sabéis cuantas veces ha preguntado Jesús a S. Pedro: "Me amas, Pedro?"; y al final él ha respondido: "Tu sabes que te amo, Señor". Solo entonces Jesús le ha dicho: "Apacienta mis ovejas".

>>>

17 de Septiembre 2006

Mis queridos hijos, hoy no tengo una buena noticia que daros. Sabéis que hay mucha tensión entre los musulmanes y el Santo Padre. Nosotros, los del Cielo, deseamos que el Santo Padre pida perdón para que la situación vuelva a la calma, de otro modo estallará una guerra muy fuerte y poderosa y muchos inocentes pagarán un duro precio.

>>>

31 de Mayo 2007

Sea alabado Jesucristo.

Mis queridos hijos, hoy es el último día del mes de mayo, por desgracia no ha sido un mes con tanta afluencia de personas como antes. Ya sé que hay mucho cansancio, ha habido muchas fiestas, han sido celebrados varios matrimonios y una Confirmación, y todo esto os ha quitado mucho tiempo.

>>>

29 de Junio 2007

Yo, la Madre de la Eucaristía, he venido con Pedro y Pablo, los dos grandes apóstoles, los dos grandes amigos de Jesús. Pedro, aunque por miedo negó que conocía a Jesús, después tuvo un arrepentimiento tan grande que Dios lo nombró primer Papa de la Iglesia. Pablo persiguió muchísimo a los cristianos y después se convirtió, porque Jesús lo llamó para ser su apóstol.

>>>